Nike Cortez Jewel Green

Luego había planes de ir y conocer las gargantas del Dades, pero no fue posible porque se nos hizo de noche. Llegamos a Skoura, dormimos en un hotel en un oasis, verdaderamente genial. Luego salimos a Ouarzazate (conocimos una Kasbah local y el museo del cine), de allí nos fuimos a Studio Atlas y otro aledao, para conocer dónde hacen las pelis del desierto.

Otro de los jugadores con estilo informal es Wardell Stephen Curry, baloncestista de los Warriors de la NBA. El estadounidense de 31 aos, que gana más de 70 millones de euros, lleva su uniforme de trabajo allá por donde va, y las camisetas largas de tirantes se han convertido en su mejor aliado. También apuesta por gorras, sudaderas con y sin capucha pero eso sí, nada de pantalones de vestir, camisas, polos o zapatos castellanos.

El ganado vacuno es un gran contaminante del medio ambiente. Todo lo relacionado con la crianza de los animales, su comercializacion y sacrificio para consumo humano esta generando, a medida que se incrementa el consumo de carnes en el mundo, cada vez mas contaminacion. Los animales rumiantes, generan una cantidad muy importante de metano en sus estomagos, al producirse la digestion ayudados por bacterias y microorganismos.

«Al fútbol infantil, para chicos de cuatro a doce aos de edad con quienes nosotros trabajamos le damos un contenido educativo, formativo y no competitivo, en el cual impulsamos una igualdad de oportunidades. La idea es que cada uno aporte desde lo propio para un bien colectivo, siempre con la mirada hacia el otro. Cuando me refiero a igualdad de oportunidades es que todas y todos van a atajar, en algún momento, todas y todos van a patear tiros libres, penales, etcétera, sin distinciones», explica el profesor en diálogo con Más..

Trabó amistad con José Carlos Mariatégui, fundador del partido socialista peruano. A los 17 aos, Blanca revolucionaria crea la revista y publica el libro arte social y combate Nada pudo hacer la situación de la familia Parra para evitar que Blanca fuera condenada al destierro por el gobierno peruano. De regreso en Montevideo, en 1928 era considerada por los círculos intelectuales como la comunista La Internacional Sindical Roja organizó en Montevideo el Congreso Latinoamericano de Sindicalistas.

Giuliana Peralta acababa de ser víctima de abuso, pero los mensajes que recibía en su teléfono, horas después, no eran para solidarizarse con ella. «Decime que no hiciste la denuncia» o «Cómo querés arreglar?», era lo que le decía su entonces novio y amigo del abusador, Martín Benítez, del otro lado de la línea. El futbolista de Independiente inquiría por mensaje y lejos de preocuparse por su pareja, sólo se enfocaba en lograr que el asunto no tomara trascendencia: «No quiero que se me pudra todo en el club», se sinceró el mediapunta.

Deja un comentario